Perspectivas del Turismo Cultural II

La gestión del turismo y sus problemáticas desde visiones sociales.

PRESENTACION
ARTICULOS
ENCUENTROS
2001 SALTA
2002 JUJUY
2003 BUENOS AIRES
CONGRESOS
2001 VIRTUAL
2003 VIRTUAL
BIBLIOGRAFIA
RECURSOS WEB
AUTORES
EQUIPO NAYA
NAYA en INTERNET
NAYA en CDROM

 

PROYECTO DE TURISMO ECO-CULTURAL PARA LA PROVINCIA DE CATAMARCA:  1ra. Fase (Dpto. de Andalgalá)

Norma Ratto [1]

1-Introducción

1.1 -  El turismo sostenible:  el  resguardo del presente para el futuro

El desarrollo  sostenible o sustentable tiene por objeto asegurar una mejor de calidad de vida para todos  los habitantes, hoy y para futuras generaciones.

Siendo el turismo una alternativa de desarrollo económico y social, debe enmarcarse dentro de la estrategia del desarrollo sostenible, donde interactúan criterios medioambientales, socioculturales y económicos.

El desarrollo turístico debe fundamentarse sobre criterios de sostenibilidad, es decir, que debe  beneficiar a todos los actores involucrados, que sea  viable económicamente y equitativo, comercialmente rentable, ecológicamente sostenible, socioculturalmente aceptable y que proporcione un alto grado de satisfacción al turista.

El concepto de sustentabilidad está relacionado a tres factores importantes: calidad, continuidad y equilibrio.  El turismo sustentable es definido como un modelo de desarrollo económico diseñado para:

--      Mejorar la calidad de vida de la población local, de los residentes que viven y trabajan en el destino turístico.

--      Proveer mayor calidad de experiencia para el visitante.

--      Mantener la calidad del medio ambiente –natural y cultural-  del que depende la población local y los turistas.

--      Obtener mayores niveles de rentabilidad económica de la actividad turística para los residentes locales.

--      Asegurar la obtención de beneficios por parte de los empresarios turístico.

--      Procurar que el negocio turístico sustentable sea rentable, para que el sector privado mantenga el pacto de sustentabilidad y equilibrio.

El turismo debe asentarse sobre la diversidad de oportunidades ofrecidas por las economías locales, deberá integrar y contribuir positivamente al desarrollo de las economías regionales, promoviendo las formas alternativas de turismo coherentes con los principios del desarrollo sostenible: turismo de aventura, agroturismo, turismo de estancia, observación de la flora  y fauna, avistaje de aves, turismo científico, espeleología y  turismo cultural.  Estas constituyen diferentes modalidades de la nueva tendencia de turismo alternativo.

La contribución activa del turismo al desarrollo sostenible  presupone la solidaridad, el respeto mutuo y la participación de todos los actores involucrados en el sector, tanto públicos como privados. Esta concertación debe establecer los mecanismos eficaces de cooperación en todos los niveles: local, nacional, regional e internacional, organismos públicos, privados y ONGs.

El desarrollo del turismo sustentable puede abastecer necesidades económicas, sociales y estéticas, a la vez mantiene íntegra la cultura y los procesos ecológicos. Este tipo de turismo puede proveer beneficios a las generaciones presentes sin disminuir las posibilidades de obtención de beneficios de las generaciones futuras.

Para llevar a cabo un desarrollo turístico sustentable es necesario la toma de decisiones políticas, que requieren una visión a largo plazo.   En el caso de la provincia de Catamarca, tal decisión política quedó plasmada en las bases del Plan Estratégico Consensuado (1996).   A los fines de este proyecto se destaca uno de los objetivos del Eje Estratégico 3 –punto 3.t.)  que es Promover al desarrollo turístico de la provincia, quebrando la marcada estacionalidad actual y adaptar la oferta a las nuevas tendencias y modalidades según los segmentos. Dentro de este marco se incluye específicamente la Puesta en valor de atractivos turísticos con orientación cultural, especialmente ruinas arqueológicas, para ser incorporados a los circuitos provinciales (punto 3.t.2.3.).

2 -  Explicitación del problema

2.1 - La demanda turística  y las nuevas tendencias:  el turismo eco-cultural.

Una de las transformaciones producidas en la sociedad global a fines del Siglo XX  ha sido la revolución medio ambiental asumiendo  con diferente velocidad y perspectiva la preocupación por la  interrelación entre economía-ecología-cultura.  Con el turismo global la moda del turismo eco-cultural algunos países promueven su diversidad biológica, con el objetivo de aplicar ganancias a la protección de los  ecosistemas ecológicos y culturales.

La nueva tendencia se refleja a través de un turista moderno, activo, en búsqueda de contacto con la naturaleza, valoración  de la autenticidad cultural, la sostenibilidad ambiental, nuevas experiencias, actividades de riesgo, mayor frecuencias de viajes anuales disminuyendo el promedio de la estadía en cada lugar.

Por una parte el Ecoturismo o Turismo de la naturaleza, responde a la búsqueda de lugares donde la naturaleza se conserva relativamente intacta y dónde se pueda estudiar, admirar y disfrutar su paisaje.  Por el otro, el Turismo Cultural  es aquella forma de turismo alternativo  que apunta, entre otros fines, al conocimiento de sitios históricos y arqueológicos.   Ambos conforman el Turismo Eco-cultural.

El desarrollo de un turismo eco-cultural conlleva un efecto positivo sobre el medio natural y cultural, dado que contribuye a su mantenimiento y protección,  como condición básica y elemental para satisfacer sus propios fines.  Este esfuerzo se ve compensado en los beneficios socio-culturales y económicos que aporta a toda la población implicada.

Sin embargo, no debe obviarse ni minimizarse los efectos negativos, nocivos y destructivos que acarrea el uso masivo e incontrolado de los bienes culturales y sus paisajes circundantes.   Por lo tanto debe privilegiarse el respeto al patrimonio natural y cultural sobre cualquier otro tipo de consideración, aunque conlleve altos beneficios desde las esferas social, política y/o económica.

Tal respeto se logra mediante una política dirigida  al suministro del equipamiento necesario y a la orientación del movimiento turístico, que tenga en cuenta las limitaciones de uso y de densidad, es decir mediante la planificación ambiental, incorporando en el concepto las esferas natural y cultural.  Así, los planes de ordenamiento ecológico, los estudios de impacto ambiental y la capacidad de carga de los ecosistemas hacen a la gestión del medio natural;  mientras que la documentación, conservación, investigación y difusión conforman los pilares para el desarrollo equilibrado y armónico de la intervención en el patrimonio cultural. 

Es responsabilidad de los gobiernos preparar eficientes planes de manejo para sus áreas naturales y culturales protegidas, como es el caso de los Parques Arqueológicos, con el objeto de planificar en forma integral el fenómeno del turismo eco-cultural.   Esta planificación debe incluir necesariamente a los distintos sectores involucrados: gobierno –nacional, provincial y municipal-, empresas privadas,  habitantes locales, organizaciones no gubernamentales (ONGs)  e instituciones internacionales, si fuera el caso.

2.2 - La puesta en valor de los recursos turísticos

2.2.1 -  Patrimonio, recurso y producto turístico

La Organización Mundial del Turismo (O.M.T.), distingue dos conceptos claramente diferenciados entre sí: patrimonio turístico y recursos turísticos:

--      Patrimonio turístico (de un país, región o zona) “el conjunto potencial (conocido o desconocido) de los bienes materiales o inmateriales a disposición del hombre y que pueden utilizarse, mediante un proceso de transformación, para satisfacer sus necesidades turísticas”.

--      Recursos turísticos como “todos los bienes y servicios que, por intermedio de la actividad del hombre y de los medios con que cuenta, hacen posible la actividad turística y satisfacen las necesidades de la demanda

El patrimonio turístico constituye el elemento fundamental, que el hombre podrá transformar en recursos turísticos utilizando los medios técnicos, económicos y financieros propios a su entorno cultural, político y social.

De acuerdo al esquema propuesto por la O.M.T., en principio únicamente existe un patrimonio que puede ser considerado turístico cuando los visitantes nacionales e internacionales muestran su interés en él. Este patrimonio se convierte en recursos turísticos, mediante una intervención humana, se hace desde el punto de vista turístico.

Un elemento sólo puede ser calificado como recurso en cuanto contribuye a satisfacer una necesidad humana. En el caso del turismo estas necesidades se corresponden con las motivaciones, preferencias, modas o tendencias del mercado, que incitan al hombre a experimentar nuevas situaciones o actividades fuera de su hábitat norma.

Recursos y motivaciones constituyen los dos pilares esenciales del fenómeno turístico, los que en última instancia, determinan la decisión de realizar un desplazamiento turístico. La existencia del recurso se encuentra en el origen mismo de la actividad turística, siendo condición previa al desarrollo de la demanda. En este sentido, los recursos  representarían la materia prima del turismo, formando una parte esencial de la oferta turística.

De acuerdo al concepto moderno de marketing turístico, para que un recurso natural y/o cultural tenga valor turístico debe ser transformado en producto turístico. Esto significa, que un recurso para que se transforme en producto turístico  se le debe agregar valor. Este valor puede estar dado por:

--      Infraestructura: caminos, senderos, aeropuertos, terminales de transporte, servicios básicos públicos, señalización, etc.

--      Equipamiento: hoteles u otro tipo de alojamiento, gastronomía, excursiones, souvenirs, y otros servicios turísticos.

--      Instalaciones: Centros y/o senderos de interpretación, guías especializados, folletería de información general.

Transformar el producto turístico significa ponerlo en el mercado, garantizando la competitivad y la sostenibilidad del recurso

2.2.2. La puesta en valor del patrimonio cultural

Cualquier entidad arqueológica antes de su activación patrimonial son sólo piedras y artefactos.  Después serán patrimonio institucional  de un pueblo.  Más tarde, con la divulgación y la vinculación identitaria, se convierte en patrimonio público.  Luego, con su entrada en el mercado podría ser patrimonio turístico.   Las experiencias a escala mundial, como son los casos de México, Egipto o Grecia,  muestran que hasta la fecha la explotación comercial es la opción que más asegura, junto con la aplicación de un Plan de Manejo [2] vigilado y monitoreado,  la rehabilitación [3]   y conservación [4] de los bienes culturales.

La conservación del patrimonio cultural –histórico-arqueológico- supone como tarea complementaria e ineliduble la labor de investigación, ya que sólo sobre un correcto conocimiento científico se pueden articular las adecuadas políticas de conservación y puesta en valor.  Los esfuerzos deben dirigirse a que el rico patrimonio arqueológico se incorpore a la oferta cultural mediante nuevas estrategias de comunicación en concordancia con las nuevas demandas de la sociedad.

Si hay dos campos profundamente interrelacionados, estos son justamente turismo y conservación del patrimonio cultural.  Pero así como existen muchos elementos vinculantes, hay otros que los alejan.  Los gestores de la política cultural y turística tienen  el deber de buscar el equilibrio entre ambos factores.  Para hallar el justo medio sería conveniente no caer en el aislamiento que defienden algunos estudiosos del patrimonio cultural, los que sostienen que mantener los bienes culturales alejados de todo contacto con hombres ajenos a su ciencia es la única esperanza para su conservación, ni el simplismo con el que algunas personas piensan obtener divisas muy rápidamente a través del negocio turístico.

Tal como afirma la Carta de Turismo Cultural, adoptada por el ICOMOS en 1976, tanto las entidades representativas del sector turístico como las de protección del patrimonio natural y cultural, deben estar profundamente convencidas que la preservación y promoción del patrimonio natural y cultural para el beneficio de la mayoría solamente se logra dentro de un orden por el que se integren los valores culturales en los objetivos sociales y económicos que forman parte de la planificación de los recursos de los Estados, regiones y municipios.

2.2.3 - Capacidad de carga

La sostenibilidad  del recurso está dada por la capacidad de carga del mismo. Se define capacidad de carga   como el nivel de explotación turística que una zona puede soportar asegurando una máxima satisfacción a los visitantes y una mínima repercusión sobre los recursos. Esta noción supone la existencia de límites al uso de visitantes. La estimación de la capacidad de carga está determinada por numerosos factores, que determinan los niveles de explotación sostenibles en el tiempo.  A saber:

Factores de la capacidad de carga

a) Medioambientales

--      Dimensión de la zona y espacio utilizable

--      Fragilidad del medio ambiente

--      Características de la fauna

--      Topografía y cobertura vegetal

--      Sensibilidad del comportamiento de ciertas especies animales a las visitas humanas.

b) Sociales

--      Pautas de observación: si está concentrada o equitativamente distribuida

--      Opinión de los visitantes: de valoración y utilización del recurso

--      Disponibilidad de las instalaciones: capacidad de alojamiento, refugios, campings.

c) Gestión

--      Diseñar senderos de observación

--      Reducir el conflicto entre usos competitivos

--      Facilitar servicios adecuados de información e interpretación medioambiental

--      Proteger los recursos utilizados

--      Ofrecer instalaciones alternativas que estimulen las visitas en temporadas baja

La capacidad de carga permite establecer, en términos mensurables, el número de visitantes y el grado de desarrollo óptimo que no implique efectos perjudiciales en los recursos y pérdida de la calidad de atracción.

 3 – Justificación del Proyecto: antecedentes y perspectivas

3.1 -  La industria turística:  bosquejo económico de la actividad

En los últimos años se observó un creciente interés, tanto a nivel internacional como nacional, sobre el análisis y desenvolvimiento del sector relacionado a actividades del turismo.

Las cifras económicas internacionales reflejan la importancia que los países desarrollados le otorgan a este sector,  considerado en la actualidad como una de las mayores industrias:

--      Entre los años 1980 y 1998 los ingresos derivados por turismo receptivo a nivel internacional se elevaron de 105 a 448 mil millones de dólares, mostrando una tasa anual de crecimiento del 8,3%, muy por encima de la del Producto Bruto Interno o de los flujos comerciales.

--      Según datos de la Organización Mundial de Turismo, los movimientos turísticos internacionales han presentado tasas anuales promedio de expansión superior al 7% en el período 1950-96, pasando de unos 25 millones de turistas en 1950 a 612 millones en 1997. Los ingresos generados por este flujo de turistas se elevó, en igual período, de 2.100 a 443.770 millones de dólares.

--      El turismo es una de las actividades económicas que representan el 10%  del crecimiento económico anual del mundo. La Organización Mundial del Turismo (O.M.T.) predice que para el año 2020 sobre una población estimada en 7800 millones de habitantes ascenderá a 1600 millones, con un gasto de 1500 mil millones de dólares.

El turismo ha tenido en la mayoría de los países del mundo un crecimiento superior al de otras actividades económicas, esto evidencia la importancia  e interés de los gobiernos, empresas comerciales y de servicios en prestar particular atención a este fenómeno turístico.

En nuestro país en los últimos años se ha observado un significativo crecimiento del sector turístico:

--      El número de visitantes que recibía el país del exterior fue de 2,7 millones en 1990, elevándose 4,8 millones  en 1998.

--      Se observa un crecimiento sostenido del movimiento interno de turistas nacionales,  estimado en 18 millones de viajes  para el año 1998.

--      Se realizaron inversiones en construcciones que alcanzaron los U$S 1.200 millones para el período 1991-97.

--      Los ingresos de divisas en concepto de viajes fueron de 1.381 millones de dólares en 1998.

--      Es un alto generador de empleo, especialmente en los sectores hotelería y gastronomía

--      Es un generador de desarrollo regional, ya que promueve la comercialización de productos locales (artesanías,  productos alimenticios regionales,  entre otros).

Dentro de este contexto el Noroeste Argentino se vislumbra como un incipiente polo de atracción, basado principalmente en sus bellezas paisajísticas y sus recursos culturales históricos-arqueológicos.   El problema principal radica en que la incorporación de los sitios arqueológicos a la oferta turística no puede realizarse  sin Planes de Manejo Sustentables adecuados  –ver más arriba- cuyo uno de sus principales objetivos es combatir aventuras mercantiles indiscriminadas, como por ejemplo el caso del sitio Quilmes en el Dpto. de Tafí del Valle, Tucumán.  

Las bases del turismo eco-cultural no comulga con la idea de una actividad económica cuyo principal objetivo es la generación de ganancias, que trajo aparejado una expropiación y explotación de los recursos de las comunidades y países para beneficio de los grandes capitales.  Por el contrario,  el turismo eco-cultural no es un viaje orientado a la naturaleza y sus manifestaciones culturales, sino que se constituye en una nueva concepción de la actividad, tanto práctica como socio-económica.   Tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de las poblaciones receptoras, al mismo tiempo que preserva los recursos naturales y culturales, compatibilizando la capacidad de carga y la sensibilidad de un medio ambiente natural y cultural con la práctica turística.

3.2 – Proyecto de Turismo Eco-cultural para Catamarca:  fases para su implementación

Con base  en lo expuesto puede afirmarse que el turismo es un hecho social, humano, económico y cultural irreversible.  Su influencia en el campo de los sitios arqueológicos es notoria y no ha sido explotada adecuadamente en nuestro país.  La creciente preocupación ambiental fue determinante para el surgimiento de la corriente turística que tiene como destino a la naturaleza, tanto en su ámbito natural como cultural,  que es la de mayor crecimiento a nivel mundial.   Actualmente no sólo se habla de convertir al turismo en una actividad sustentable, sino que se hace referencia al turismo ecológico y turismo cultural, como concreción de esa sustentabilidad.   Con base en este principio se presenta este Proyecto de Turismo Eco-Cultural  para la provincia de Catamarca. 

La sustentabilidad no puede lograrse sin la toma de decisiones políticas, que requieren una visión a largo plazo.   En el caso de la provincia de Catamarca, tal decisión política quedó plasmada en las bases del Plan Estratégico Consensuado (1996).  A saber:

--      Promover al desarrollo turístico de la provincia, quebrando la marcada estacionalidad actual y adaptar la oferta a las nuevas tendencias y modalidades según los segmentos  (Eje Estratégico 3 –punto 3.t).  Dentro de este marco se incluye específicamente la Puesta en valor de atractivos turísticos con orientación cultural, especialmente ruinas arqueológicas, para ser incorporados a los circuitos provinciales (punto 3.t.2.3.).

Las decisiones políticas también se plasman en el apoyo a programas y/o proyectos que cumplan con los lineamientos y objetivos del Plan Estratégico Consensuado (1996).  Al respecto, a los fines de este proyecto se destaca:  

--      Programa de revalorización y conservación del patrimonio, que tiene entre sus objetivos (a) promover el relevamiento y el conocimiento del patrimonio cultural –histórico, arqueológico, artesanal y tradicional-, (b) reforzar la identidad y generar conciencia turística y (c) recuperar los recursos priorizados en el Plan de Marketing.  

--      Proyecto desarrollo del turismo alternativo en la provincia (Ecoturismo, turismo aventura, agroturismo), cuyos objetivos son: (a) habilitar áreas existentes con atractivos específicos para el turismo no tradicional, (b) modernizar la estructura turística existente y (c) proteger el ambiente, minimizando los efectos adversos de la actividad.

--      Proyecto estudio e inserción turística de sitios arqueológicos de la provincia, que tiene como objetivos: (a) restaurar, mantener y poner en valor los distintos sitios arqueológicos para insertarlos dentro de circuitos turísticos planificados a fin de generar recursos económicos para la Provincia y las zonas involucradas y (b) preservar el patrimonio arqueológico de Catamarca, teniendo en cuenta las normas universales sobre el tema (UNESCO, Carta de Venecia, etc.) que exigen la protección total de cualquier bien cultural.

            La  implementación de un proyecto dirigido al desarrollo del  turismo Eco-cultural  impone la realización de acciones dirigidas en diferentes contextos, cuyos resultados convergen en la elección de los lugares y/o circuitos más convenientes para ser explotados como recursos turísticos.  

Luego de la selección del o de las áreas donde se desarrollará el turismo eco-cultural (por ejemplo, Aconquija, valle de Santa María,  Paso San Francisco, entre otros),  diferentes equipos deben trabajar en forma independiente pero coordinada en función de un objetivo común.   Es imprescindible la coordinación de políticas y acciones entre sectores y entre las distintas administraciones del gobierno provincial  y municipal, más la participación de profesional expertos contratados para la ejecución de tareas específicas.

3.2.1 - Evaluación del patrimonio histórico-arqueológico:  Este paso es previo y necesario a todo proyecto o emprendimiento destinado a la puesta en valor turístico que incluyan sitios arqueológicos y/o históricos.  La provincia de Catamarca cuenta con la ejecución del Proyecto Relevamiento y diagnóstico del patrimonio arqueológico de la provincia de Catamarca (C.F.I Exp.3947 – Experta Norma Ratto), siendo la Dirección de Antropología de Catamarca la contraparte y contralor provincial.   Es dable decir, que los resultados aportados por el proyecto pueden aplicarse  al desarrollo de un proyecto turismo eco-cultural.  El proyecto apuntó a la creación de una base empírica para reflejar el estado en que se encuentran  doce sitios arqueológicos [5] previamente seleccionados, ya sea en cuanto a su estado de conservación, tenencia de la tierra y variables ecotopográficas que describieran el ambiente en sus esferas cultural y natural.  Además,  se generó un diagnóstico de cada uno de esos sitios y un Plan de Manejo para aquellos con potencialidad para convertirse en recursos turísticos.  Por lo tanto,  la ejecución de un proyecto de Turismo Eco-cultural contempla la ejecución del Plan de Manejo del sitio arqueológico, tanto en sus aspectos de conservación,  limpieza y adecuación visual, transitabilidad interna, vías de acceso, información turística,  protección y monitoreo.

3.2.2 -  Estudio de mercado:  Se utiliza como antecedentes necesarios para los análisis técnicos, económicos y financieros del proyecto. Abarca la investigación de la demanda y de la oferta turística, como así también la determinación del precio.

--      Demanda Turística: La demanda es aquella formada por el conjunto de consumidores (o posibles consumidores) de bienes y servicios turísticos. El estudio de la demanda turística  se refiere a los aspectos relacionados con la existencia de demanda o necesidad de los bienes o servicios que se busca producir u ofrecer. También, tiene por objeto demostrar y cuantificar la existencia, en ubicaciones geográficamente definidas, de individuos o entidades organizadas que son consumidores o usuarios actuales o potenciales del bien o servicio que se piensa ofrecer.

--      Oferta Turística: Se define como “el conjunto de productos turísticos y servicios puestos a disposición del usuario/consumidor turístico en un destino determinado, para su disfrute y consumo”.  La investigación de la oferta de bienes y servicios se basa en estudios de informaciones sobre volúmenes de producción actual y proyectada, capacidad instalada y utilizada, planes de ampliación, costos actuales y futuros. Se debe incluir el análisis; (a) La oferta existente, a través del inventario de recursos turísticos, capacidad de alojamiento, restaurantes, servicios turísticos, etc., (b)  La oferta competitiva, detallando otros recursos, destinos, prestadores de servicios turísticos y (c) El comportamiento de la oferta.

3.2.3 - Evaluación técnico-económica [6] Consiste en determinar la capacidad instalada del proyecto y la formulación del proyecto diseñando la función de producción óptima, que mejor utilice los recursos disponibles para obtener el producto turístico deseado. Esta etapa abarca: (a) Estudio Básico para la determinación del tamaño, proceso y localización del proyecto, (b) Estudio complementario, mediante las obras físicas, organización y calendario y (c) Determinación de costos.

3.2.4 - Estudio financiero:   Esta etapa consiste en la determinación del valor de las necesidades totales de capital, en la estimación de los ingresos previstos y de los gastos fijos, variables y totales. Como así también, la estimación de la proporción utilización de la capacidad  instalada necesaria para que los ingresos cubran los gastos.

3.2.5 - Evaluación del impacto ambiental:  Frecuentemente los proyectos de turismo son examinados para determinar sus potenciales impactos ambientales, por la estrecha relación que existe entre el turismo y la calidad del ambiente, como así también por los muchos nexos que hay entre el desarrollo turístico y otros sectores en la misma región.  A saber:

a)     Los aspectos del ambiente natural y sociocultural que constituyen importantes recursos turísticos, atraen a los turistas por su valor estético, recreativo o educativo/científico. Sin embargo, muchos de los mismos aspectos son particularmente sensibles a la alteración debido a las actividades humanas.

b)     Los impactos negativos que resultan  de un desarrollo turístico inadecuadamente planificado e incontrolado, pueden fácilmente dañar a los mismos ambientes de los cuales depende el éxito del proyecto.  Es decir, sin una cuidadosa atención al equilibrio entre el volumen y tipo de actividades turísticas por un lado, y la fragilidad y capacidad de carga de los recursos siendo explotados por otro, los proyectos turísticos pueden ser no sólo ecológicamente dañinos sino también económicamente autodestructivos,  ya que:

--      El turismo aumenta la demanda de infraestructura local (transporte, agua potable, recolección y tratamiento aguas servidas, eliminación de desechos sólidos, instalaciones médicas) y de varios servicios públicos que generalmente son responsabilidad pública.  Por lo general, estas demandan se concentran dentro de una determinada época del  año. Sin una adecuada coordinación y planificación, la demanda de servicios puede exceder su capacidad, con resultados negativos para los residentes como para los turistas. 

--      Son potenciales problemas los nexos indirectos entre el turismo y sus culturas, los negocios, la población residente y la mano de obra local. El no reconocerlos puede restarle beneficios al proyecto e infligir impactos socioeconómicos adversos sobre la población local. Tal el caso, de la industria artesanal tradicional  que puede perder autenticidad.

c)      Entre los impactos positivos, el proyecto de turismo eco-cultural combina la conservación de sitios naturales y culturales con beneficios económicos y recreativos.

d)     La magnitud y escala de los impactos, tanto negativos como positivos,  depende del tamaño y tipo de desarrollo turístico que se propone, en relación con la fragilidad del ambiente propuesto.

4 -  Objetivos del proyecto

4.1 -  General

--      Implementar las funciones básicas relevantes en la intervención del patrimonio histórico-arqueológico: documentación, conservación, investigación y difusión, de acuerdo con la normativa internacional existente, para su posterior puesta en valor.

--      Ejecutar el Plan de Manejo de Recursos Culturales para los sitios arqueológicos seleccionados, basado en los principios  de valor, beneficio público, conocimiento, respeto e integridad.

--      Planificar y ejecutar un modelo turístico basado en el concepto de desarrollo sustentable y estructurado mediante criterios de desarrollo y gestión del producto turístico eco-cultural,  con beneficio directo para pobladores locales y artesanos, contando con la participación de las comunidades locales.

--      Proteger el ambiente de los efectos negativos de la actividad turística.

--      Definir una estrategia de comunicación  visual y oral.

4.2 – Particulares

--      Realizar obras de rehabilitación de los sitios arqueológicos, cumpliendo con las recomendaciones expresadas por la normativa nacional e  internacional.

--      Realizar la investigación del proceso de conocimiento y desarrollo del sitio arqueológico,  a los efectos de reunir material para su difusión oral y escrita para ser transmitida a los turistas-visitantes, a través de charlas informativas y suministro de folletería. 

--      Generar la documentación de base para diseño de: (a) accesos vehiculares, (b) accesos peatonales al sitio y dentro de la instalación arqueológica, (c) cartas temáticas y (d) equipamiento para las áreas destinadas a ser abiertas a la actividad turística.

--      Dirigir las obras de construcción y/o acondicionamiento de accesos al sitio, como así también las destinadas para la circulación interna.

--      Proveer y capacitar a los artesanos locales de material arqueológico factible de ser reproducido en sus productos artesanales (textiles, cerámica, piedra, etc.).

--      Diseñar y poner en marcha un sistema de información turística informatizado que facilite la gestión del recurso turístico para su promoción en agencias turísticas nacionales e internacionales.

--      Realizar un relevamiento de la infraestructura turística existente en las ciudades y/o pueblos más cercanos a las áreas donde se desarrollará la actividad turística.

--      Realizar la evaluación de impacto ambiental de las áreas afectadas a la actividad turística para minimizar sus efectos negativos.

--      Dictar un curso de capacitación a Técnicos en Turismo y/u otros participantes que designe/n la/s autoridad/es de contralor provincial.

--      Realizar charlas informativas y educativas a los pobladores de las áreas circundantes a las destinadas a la actividad turística para lograr el compromiso  y participación de la gente para con el proyecto.

5 – Plan de tareas

            A continuación se realiza un detalle de las tareas de campo y gabinete a desarrollarse:

TAREA 1 -  Diseño del software de turismo eco-cultural

--      Determinación de los requerimientos de sistema: (a) Investigación detallada del Proyecto, (b) finalidades, (c) frecuencia de desarrollo con relación a la recopilación de datos, (d) tamaño del Proyecto, (e) problemáticas dentro del Proyecto, (f) reunión de detalles y (g) estudio de los datos.

--      Diseño del Sistema: (a) planificación de salidas -pantallas, reportes, etc.-, (b) indicación de entradas de datos, además de los que deben ser almacenados, (c) selección de estructuras de archivos y dispositivos de almacenamiento y (d) procedimientos que indican como procesar los datos y producir las salidas.

--      Desarrollo del software: (a) puesta en funcionamiento del hardware, software y administración del desarrollo del Programa Base, (b) instalación y/o modificación del software para el desarrollo del Sistema y (c) realización de rutinas y procedimientos básicos de desarrollo.

--      Prueba del Sistema: (a) registro de funciones de acuerdo con lo especificado en la etapa de diseño, (b) alimentación del sistema con los datos de entrada y generación de salidas y (c) observar si existen formas de ejecución no previstas para corregirlas.

--      Implantación y Evaluación: (a) evaluación operacional, (b) impacto del producto, (c) opinión de los usuarios, especialmente agencias de turismo y (d) desempeño del desarrollo.

Tarea 2   -  Evaluación de impacto ambiental

--      Búsqueda de información primaria y secundaria sobre las áreas de desarrollo del proyecto de turismo eco-cultural

--      Relevamiento  de la flora y fauna de las áreas a ser afectadas por la actividad turística eco-cultural.

--      Relevamiento geomorfológico de las áreas  de incidencia directa e indirecta para el desarrollo de las actividades  de turismo eco-cultural.

--      Liberación arqueológica de las áreas de aprovisionamiento de materias primas para la realización de las obras de rehabilitación (materiales arcillosos, arenosos y piedras fluviales, entre otros).

--      Estudio de impacto visual por las obras de infraestructura a construirse, apuntando a que éstas no afecten la estética paisajística natural y que en lo posible se mimeticen con el ambiente.

--      Análisis del aprovisionamiento de agua y de energía a ser utilizado para el funcionamiento de las obras de infraestructura, apuntando a su impacto en el suministro y utilización por parte de las poblaciones locales.

--      Estimación de la capacidad de carga del ambiente, a los efectos de programar la forma, frecuencia y continuidad espacial de las visitas guiadas.

--      Análisis socio-cultural  en las poblaciones instaladas en las cercanías de las áreas destinadas a la actividad turística, apuntando a la utilización y destino de un posible excedente monetario  por parte de los integrantes de la comunidad  debido al desarrollo exitoso del proyecto. 

--      Generación de recomendaciones ambientales a ser tenidas en cuenta durante la planificación y ejecución de las obras de infraestructura para la puesta en valor de los sitios arqueológicos.

TAREA 3 -  Infraestructura de los sitios arqueológicos para su puesta en valor

--      Relevamientos arqueológicos y levantamientos topográficos de distintas trazas alternativas para acceso a cada uno de los sitios arqueológicos analizados, incluyendo los lugares de descanso para un ascenso/caminata programado.

--      Relevamientos arqueológicos y levantamientos topográficos de distintos recorridos alternativos dentro de cada uno de los sitios arqueológicos analizados.

--      Estudio planialtimétrico para la determinación de la traza de menor pendiente relativa para acceso peatonal al sitio.

--      Ubicación de los lugares de descanso en la planialtimetría de las sendas de acceso a los sitios arqueológicos.

--      Preparación de  la documentación técnica y replanteo de las señales   de circulación interna de cada uno de los sitios para el desarrollo de las visitas guiadas.

--      Planeamiento y localización dentro de la planialtimetría general de cada área para la actividad eco-turística del equipamiento necesario para la puesta en valor: (a) lugares de descanso durante el ascenso y/o acceso al sitio, (b) lugares de descanso y refresco, (c) mercado artesanal, (d) playones para estacionamiento de vehículos,  (e) centro de divulgación,  (f) refugios,  (g) sala de primeros auxilios, (h) disposición de basureros, (i) sanitarios y (j) zonificación para lugar de esparcimiento.

--      Incorporación de información seleccionada al software de turismo eco-cultural.

TAREA 4 - Obras de rehabilitación de las instalaciones arqueológicas

--      Selección de obreros y pirqueros para la construcción de las obras de mejoramiento de accesibilidad al sitio y para los trabajos de rehabilitación de las construcciones arqueológicos.

--      Acopio programado y dirigido de materiales locales de origen natural (arcillas, arenas, piedras) para su utilización durante las obras de rehabilitación.

--      Traslado  programado y dirigido de los materiales de obra y herramientas a los lugares de trabajo.

--      Ejecución de las obras de acceso a los sitios con sus correspondientes descansos,  respetando para  su disposición espacial la estética del paisaje natural.

--      Ejecución  de las obras de rehabilitación de cada uno de los sitios arqueológicos analizados, respetando las normas nacionales e internacionales para la conservación de monumentos históricos.

--      Documentación fotográfica y por video de cada uno de los pasos desarrollados durante la rehabilitación de los sitios arqueológicos.

--      Incorporación de información seleccionada de índole paisajística y cultural al software de turismo eco-cultural.

TAREA 5-  Estudio sobre artesanías locales e incorporación de motivos arqueológicos

--      Aprovechamiento de las artesanías locales, mediante la actualización [7] de la oferta real de artesanías existente en las áreas comprendidas en el proyecto, a los fines de establecer para cada una de ellas: (a) cantidad de artesanos factibles de incorporarse a la propuesta de trabajo, (b) posibilidades de aportar ingresos genuinos -monetarios y no  monetarios-  a la actividad del turismo eco-cultural, (c) tipos, calidades y formas de presentación de las artesanías  comerciables, (d) volumen y continuidad de la producción artesanal, (e) niveles de asociativismo u organización de los artesanos, (f) necesidades de capacitación, (g) análisis de ventajas y desventajas de las artesanías y de los  procesos de producción, (h) modelos de participación del sector artesanal en la actividad turística eco-cultural         -mercado, feria, puesto, etc.

--      Mejoramiento del bagaje técnico y estilístico de las artesanías zonales, a través de la incorporación de motivos y figuras representativas de las culturas precolombinas locales, y de interpretaciones y resignificaciones tanto técnicas como conceptuales.  Para ello es necesario: (a) recopilar, seleccionar y situar en contexto, motivos y figuras de la producción alfarera, textil y el arte rupestre  prehispánico catamarqueño, (b) establecer diseños apropiados y apropiables, con sus correspondientes desarrollos conceptuales y procedimientos  técnicos, para la producción artesanal, en especial en alfarería y textilería, (c) producir publicaciones breves de carácter pedagógico-informativo, que permitan forjar reflexiones y apropiaciones -culturales y técnicas-  por parte del sector artesanal  interesado.

--      Incorporación al software de turismo eco-cultural de documentación fotográfica de muestras de artesanías pilotos que puedan haberse producido durante el desarrollo del proyecto.

TAREA 6 – Divulgación y transferencia:  turista, comunidad y artesanos locales

--      Búsqueda y análisis de información bibliográfica existente, tanto édita como inédita, de los sitios arqueológicos incluidos en este proyecto.

--      Búsqueda de fotografías antiguas que ilustren la historia de las investigaciones llevadas a cabo en los sitios arqueológicos a trabajar.

--      Preparación de textos explicativos con apoyatura visual para la edición de folletos didácticos para información de los turistas-visitantes.

--      Preparación de posters explicativos, utilizando un lenguaje claro y mínimos tecnicismos,  para  exposición en el futuro museo de sitio.

--      Confección de maquetas en escala adecuada de cada uno de los sitios analizados.

--      Preparación de las presentaciones orales y gráficas para su transferencia a los Técnicos en Turismo a través del dictado de un curso de capacitación.

--      Preparación y dictado de las charlas informativas a los integrantes de las localidades con incidencia directa durante la ejecución y desarrollo del proyecto, apuntando y explicando las ventajas de un desarrollo sustentable (evitar el corte de leña dentro de las áreas afectadas a la actividad turística, evitar la utilización de dichas áreas como lugares de potrero,  transformarse en cuidadores de los bienes culturales, entre otras).

--      Preparación de publicaciones de carácter pedagógico-informativo para los artesanos locales, con el desarrollo de los siguientes temas: (a) motivos y figuras seleccionados, provenientes de la  producción alfarera, textil y el arte rupestre prehispánico de Catamarca, (b) adaptación y resignificación de motivos  y figuras prehispánicos para la producción de alfarería y  textiles artesanales.

--      Divulgación de las bondades del producto artesanal a partir de la producción de folletería específica, conteniendo sólo el diseño original,  para cada una de las artesanías en la cual se deje  constancia de la originalidad del producto y su calidad de  bien cultural.  

--      Suministro a los artesanos de formas alternativas de empaque y de presentación de la producción artesanal.

--      Incorporación de información relevante y procesada al software de turismo eco-cultural.

TAREA  7   -  Relevamiento sociocultural  y de infraestructura turística disponible

--      Evaluación del patrimonio cultural y ecoclimático de las zonas involucradas a los fines de establecer estrategias tendientes para  transformarlo en producto con ventajas diferenciales respecto a otros similares.

--      Registro y evaluación de ferias, festivales y celebraciones  patronales desarrolladas en las localidades más cercanas a las áreas destinadas para la actividad turística eco-cultural.

--      Registro y evaluación del patrimonio ecoclimático, histórico, arquitectónico y cultural, incluyendo peñas y lugares de comidas típicas, de las áreas  involucradas.

--      Registro y evaluación de las capacidades y habilidades del personal técnico (idóneo o profesional) local para brindar información turística general, arqueológica, histórica y  sociocultural adecuada.

--      Registro de personal auxiliar, especialmente baqueanos, aptos para desempeñarse como guías de sitios y lugares.

--      Preparación de documentación técnica de los accesos vehiculares desde los centros poblados a los sitios arqueológicos analizados.

--      Preparación de distintas cartas temáticas para la apoyatura del acceso vehicular al área de turismo eco-cultural desde los centros poblados por parte de los turistas-visitantes: (a) ubicación de la señalización vertical (carteles indicativos), (b) localización de infraestructura (tipo de camino, pendientes, kilometraje, entre otros y (c) servicios (gomerías, estaciones de servicio, paraderos, teléfonos, entre otros.

--      Relevamiento, registro y documentación fotográfica de la infraestructura hotelera y gastronómica ofertada en las adyacencias al área de turismo eco-cultural.

--      Incorporación de información relevante y procesada al software  de turismo eco-cultural.

TAREA  8 -  Presentación de resultados

--      Preparación de un Informe final que contenga la evaluación ambiental, la documentación de las obras de rehabilitación realizadas, un Plan de Monitoreo para el desarrollo sustentable de la actividad y la presentación del software de Turismo Eco-cultural.

6 – Localización y composición de la muestra de sitios arqueológicos para su puesta en valor: 1ra. Fase de trabajo

Departamento/ Localidad

Sitio Arqueológico

Polígono de afectación por obras [8]

Observaciones

Andalgalá, Potrero Chaquiago

Potrero Chaquiago, sectores Retambay y La Solana

10 ha

Estudios de tenencia de la tierra en proceso, dado que el Dpto. no cuenta con registro catastral

Andalgalá, Las Estancias

Pucará de Aconquija

400 ha

Las tierras fueron donadas al gobierno provincial

Andalgalá, Las Estancias

Alamito

53 ha

Estudios de tenencia de la tierra en proceso, dado que el Dpto. no cuenta con registro catastral

7 – Duración del proyecto

Duración: 9 meses

Tareas de campo y gabinete.

8 – Equipo de trabajo

Dirección: Norma Ratto,  Antropóloga  (orientación Arqueología)

Colaboradores:

Martín Orgaz,  Arqueólogo

Guillermo De La Fuente, Arqueólogo

René Córdoba, Ing. Agrimensor

Marcelo Patria, Ing. Agrimensor

Rodolfo Cruz, Historiador

Patricia Pécora, Turismo

Félix Cusipuma, Analista de Sistema

Norma Ratto

L.N. Alem 1294

(1611) Don Torcuato

nratto@ciudad.com.ar

Te-Fax: (011)4748-3415

Celular: (011) 15 40452642

9 – Bibliografía consultada

ACT TO PROTECT ARCHAEOLOGICAL RESOURCES ON PUBLIC LANDS AND INDIAN LANDS AND FOR OTHER PURPOSES.  1979. U.S.A.

ADMINISTRACIÓN DE PARQUES NACIONALES. S/F. Reglamento para la evaluación de impacto ambiental en áreas de la Administración de Parques Nacionales. Pp.10 Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano. Argentina.

ARCHAEOLOGY AND HISTORIC PRESERVATION: SECRETARY OF THE INTERIORS´S STANDARDS AND GUIDELINES. 1983.  Department of the Interior. U.S.A.

BOTASSI, C. 1999. Regulación legal de los yacimientos arqueológicos. Doctrina 81:14-17.

CARTA INTERNACIONAL SOBRE LA CONSERVACIÓN Y LA RESTAURACIÓN DE MONUMENTOS Y DE CONJUNTOS HISTORICOS-ARTISTICOS (Carta de Venecia): 1964

CARTA DE TURISMO CULTURAL 1976. ICOMOS.

CARTA DEL TURISMO SOSTENIBLE. 1995. Conferencia Mundial de Turismo Sostenible, Islas Canarias, España.

CARTER, L. 1997. Manual de Evaluación de Impacto Ambiental. Técnicas para la elaboración de estudios de impacto. Cap. 12 Predicción y evaluación de impactos en el medio cultural (histórico y arqueológico).  Mc.Graw-Hill.

CERRO MORAL, M.O. 1997. Turismo y Patrimonio Cultural. Dos campos interrelacionados.  Panel Sostenibilidad del Turismo en la Gestión de los Recursos Culturales. VIII Congreso Nacional de Turismo, Trujillo, noviembre 1997.

CEVALLOS-LASCURAIN, H. 1995. El Ecoturismo alrededor del mundo: su papel en la conservación del Patrimonio natural y cultural.  Fundación Ecoturismo.

CONESA FERNÁNDEZ VITORA, V. 1997. Guía metodológica para la evaluación del impacto ambiental. Ed. Mundi-Prensa.

CRIADO BOADO, F. 1999. Tendencias en la conservación del patrimonio cultural: demandas tecnológicas y científicas. Manifiesto a favor de un programa de I+D en el patrimonio cultural. Ms.

GRUMET, R. 1992. The national historic Landmarks Program Theme Study and Preservation Planning. Technical Brief Nº 10. National Park Service.

LA CONSERVACION DE SITIOS: UNA CUESTION DE VALORES. 1992.   Editorial Conservación vol VII (II). U.S.A.

MOLINA, S. 1994. Turismo y Ecología.  Ed. Trillas

MOLINARI, R. 1998. Orientaciones para la gestión y supervivencia de los recursos culturales: Proyecto de Reglamento para la Preservación del Patrimonio Cultural en Areas Protegidas de la APN. 1er. Congreso Virtual de Antropología y Arqueología ((http:/www.naya.org.ar/congreso).

NATIONAL PARK SERVICE. CULTURAL RECOURCES. 1992. Managing archaeological resources from the Museum Perspective. Technical Brief 13:1-12.

NORMA IRAM-ISO SERIE 14000. 1996. Gestión Ambiental.  Instituto Argentino de Normalización.

ORTEGA DOMÍNGUEZ, R. e I. RODRÍGUEZ MUÑOZ. 1996. Manual de Gestión del Medio Ambiente. Fundación Mapfre.

PLAN ESTRATÉGICO CONSENSUADO. 1996.  Documento III.  Provincia de Catamarca.

RATTO, N. 2000.  Relevamiento y diagnóstico del patrimonio arqueológico de la provincia de Catamarca. Informe Final presentado al Consejo Federal de Inversiones. Abril 2000. Ms.

RENFREW, C. y P. VAN. 1995. Arqueología. Teoría, Métodos y Práctica  Cap.. 14. Ed. Crítica.

SANTANA, A. 1998. Patrimonio cultural y turismo: reflexiones y dudas de un anfitrión. Grupo de investigación “Antropología y Turismo” de la Universidad de La Laguna (http:/www.culturacanaria.com/turismo).

SOSA, J.  1996.  Turismo Arqueológico en el NOA:  una propuesta de desarrollo sustentable.  Revista NayA. La Colección (http:/www.naya.org.ar.)

UNESCO (Ed.).  1969.  La conservación de los bienes culturales. 364 pp. UNESCO.

UNESCO, 1976. Recomendaciones relativas a la salvaguardia de los conjuntos históricos y su función en la vida contemporánea.  Nairobi.

UNESCO. 1972. Convención sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural.  París.

VIÑUALES, G.M.  1990. Restauración de Arquitectura de Tierra. Ms.



[1]   Docente-investigador  FFyL-UBA y  EDA-UNCa

[2]   Los Planes de Manejo consiste en un programa orientado a la conservación, investigación y uso público de los recursos culturales.

[3] La rehabilitación tiene como objeto asignar una función contemporánea a un recurso cultural del pasado, relacionada fundamentalmente con actividades de uso público del patrimonio (Proyecto de Reglamento para la Preservación del Patrimonio Cultural en Areas Protegidas de la Administración de Parques Nacionales).

[4] Con el término conservación se designan todos los tratamientos específicos destinados a la salvaguardia e integridad de los recursos culturales, sus partes constitutivas y su entorno, y en consecuencia a la información que contienen ((Proyecto de Reglamento para la Preservación del Patrimonio Cultural en Areas Protegidas de la Administración de Parques Nacionales).

[5]   Los sitios arqueológicos son: (a) Dpto. Ancasti: La Tunita y La Toma, (b)  Dpto. Andalgalá:  Pucará de Aconquija, Alamito y Potrero Chaquiago,  (c) Dpto. Santa María: Fuerte Quemado, Rincón  Chico, Loma Rica de Shiquimil y Loma Rica de Juijuy y (d) Dpto. Tinogasta: Costa de Reyes, Batungasta y Tatón 1.

[6] Esta evaluación será realizada por autoridades competentes provinciales en carácter de contraparte provincial del presente proyecto.

[7]   Existe un Censo Artesanal financiado por el CFI.

[8]  Los polígonos fueron medidos y calculados en el marco del Proyecto de Relevamiento y diagnóstico del patrimonio arqueológico de la provincia de Catamarca  (CFI, exp. 3947, Prof. Experta N. Ratto). Presentado al Consejo Federal de Inversiones en abril de 2000.


ARRIBA / imprimirIMPRIMIR

Noticias de Antropología y Arqueología:
Especial Perspectivas del Turismo Cultural Versión 2.0

© 2004 Equipo NAyA
turismo@naya.org.ar
http://www.naya.org.ar/turismo/